Siempre es un placer volver a la Subida a Vejer. Este año, era la 35ª edición de una subida que, por meritos propios, es referente en campeonato de Andalucía. Pasé el fin de semana completo en la bellísima localidad gaditana, echando dos días estupendos de carreras. En Vejer de la Frontera se respira automovilismo del bueno y me vine para casa con muy buen sabor de boca. Recomendable al máximo el Hostal El Mirador, barato, limpio y cumplió ampliamente mis espectativas para el precio que pagué por la habitación.

En el siguiente enlace cuenta Fran de Petroracing lo que por allí sucedio, ilustrado con las fotos de Imagenf11. Andaba muy apurado de curro y el bueno de Fran me echó un cablé con los textos.

 

ROSALES, BROBERG Y EL COMPAÑERISMO BRILLAN EN VEJER