_F118504

La cabra tira para el monte, esto es una máxima que siempre se cumple. Las primeras semanas de febrero han sido de gran actividad de Tests de los equipos del WRC en la provincia de Almería. Si en la semana anterior Hyundai estuvo probando cositas cara a Mexico, en la siguiente era Toyota la que desembarcaba en Almería con los mismo propósitos. También andaba Citroen por la zona. Mientras que Ford decidía realizar sus pruebas en Cataluña. Estos coches  son lo más parecido que hemos visto a aquellos míticos Grupos B de principio de los 80.

_5000545

La cuestión que, una vez teníamos claro que estaban pegando cochazos por Almería, cambiamos nuestra agenda, dejamos el trabajo a un lado y allí que nos plantamos dispuesto a ver a Jari Matti Latvala con su copi Miikka Anttila seguir evolucionando el Toyota Yaris WRC cara a la tercera prueba, el Rallye de México,  de este fascinante mundial 2017.

_5000549

Jari-Matti Latvala. Finlandés de 32 años, lleva más de media vida en ésto. Sus primeras incursiones en el WRC las hizo en el año 2003 con sólo 18 años. Estaba claro que este chico iba a llegar lejos. Después de estar en los últimos años a la sombre de Ogier en VW. Su arriesgada apuesta por Toyota, de momento, le está saliendo muy bien. Segundo puesto en el Rallye de Montecarlo y  victoria en el Rallye de Suecia; lo que le hace ser líder del WRC a esta fecha. Piloto con fama de conducción agresiva, pudimos comprobarlo “in situ” en el Test su particular estilo de conducción en tierra. Ataca las curvas con una anticipación brutal, lo que le hace afrontarlas prácticamente a la entrada con el coche en perpendicular al vértice de la curva, después con el gas y apenas contravolante sale de la misma con una velocidad enorme.

_5000655

Miikka Anttila, copiloto desde el principio con Jari-Matti.  Este ya está un poquito más curado. Tiene 44 años y unos huevos como una plaza de toros de grande. Si no, no se entiende como después de tantos años, y tantas galletas dadas, siga de copi. De hecho, la última de las tortas se la dieron sólo dos días antes de esta foto. A los 800 metros de comenzar el test, Jari-Matti en una curva de izquierda, puso el Toyota con las “ruedas pa´rriba”. El golpe, que hizo más daño de los que parecía, hizo que tanto el lunes como el martes no pudieran probar. Retomando el test el miércoles, alterando por tanto el planning inicial. Miikka, cada vez que terminaba las pasadas, salía del coche y se iba a buscar cobertura; imagino que para dar parte a sus seres queridos que todo había ido bien y que de momento, el Jari-Matti, no lo había revolcado.

_5000617

El día fue bastante intenso y se “jartaron” de hacer kilómetros. El tramo seleccionado tenía 8 kilómetros en uno de los sentidos; pues bien, se dedicó en casi todas ellas ha darle cuatro pasadas. Por tanto, en cada tacada el finés se merendaba 32 kilómetros de tramo. La zona que eligieron estaba por el Marchal, en el parque eólico. Salieron a tramo 8 veces, 6 a 4 pasadas y 2 a 2 pasadas por lo que los chicos de Toyota pudieron obtener datos de nada más y nada menos que  de 224 kilómetros de Test en un sólo día. ¡No está nada mal! Aparentemente el Toyota no mostró problemas en todo el día.

_5000671

Los mecánicos, ingenieros, cocineros, etc… se pegan una maratonianas jornadas de trabajo en busca de las mejoras. Después de cada salida a tramo, los mecánicos cambiaban mil cosas en el Yaris. En Almería buscan tramos que se asemejan a los de México, pero sobre todo también porque muchos de ellos se encuentra agran altitud como en el país de los mariachis. Aquí vemos a uno de los mecánicos descansando un poco mientras el coche no está en la base. Momentos que algunos aprovechan para tomar un café, o simplemente, cómo el de la foto, ponerse a mirar hacian ningún sitio. Parece que está pensando: “¿Yo qué coño hago aquí, con lo bien que estaba  en Jyvaskila?”

_5000801

El día, desde el principio, estuvo muy plomizo y gris. Hacia viento  y el polvo nos acompañó todo el día. Para la ocasión estaba estrenando una nueva cámara de fotos. La Nikon D500 ha jubilado a mi fantástica Nikon D700, que después de 5 años de servicio se ha ganado un merecido descanso. De momento estoy cogiéndole el tranquillo pero terminé bastante contenta con su rendimiento.  En una de las pasadas, a pesar de estar colocado bastante lejos de la pista y detrás de unos pinos; pude ver la “muerte en pijama” cuando al pasar el Toyota lanzó una piedra que aunque no la vi, pude oir su silvido muy cerca de mi cara.

_5000841

Toyota Gazoo Racing, es el equipo que rememora al mítico Toyota Team Europe que tantos triunfos cosechó. Aquel equipo mítico en el que despuntaba un joven piloto español; Carlos Sainz. Desde los Tests que vimos en Málaga en el 2015 hasta la fecha mucho ha cambiado el equipo y el coche. Por aquel entonces el equipo se llamaba TMG. Tommi Makinen ha tomado las riendas en la dirección y ha “finlandizado” la estructura. La sede está en Finlandia, antes estaba en Alemania, que no pilla ni céntrico ni con buenos accesos, y los pilotos son todos finlandeses: Jari-Matti Latvala, Juho Hanninen y Esapekka Lappi, que debutará con el tercer Toyota en Portugal. La sombra de Tommi Makinen en el equipo es alargada y de mucho peso.

_F118498

 ¡No Pictures! Los finlandeses no son un prodigio de simpatía, pero si que es verdad que, en un test, y que te vean merodear con cámaras de fotos no les hace gracia a ninguno, independientemente de la nacionalidad. Justo en el momento que hacía la foto, el jefe del equipo de test se percató que le estaba retratando y nos dijo que ni se nos ocurra, que con el coche en movimiento todas las fotos que quiera, pero cuando estaba en la base ni mijita (todo esto en inglés… ..y  esta es mi particular traducción). Ahí que le hicimos caso y le pedimos el correspondiente “sorry, don´t worry, I will no take pictures in this area… gorrión”

_F118584

Cuándo ya parecía que iba a terminar el Test, el equipo de ingenieros del equipo quisieron comprobar como trabaja el Toyota en altura. Hay que recordar que estos coches son 1.6 Turbo, que están rozando los 400 caballitos, y éste elemento es muy sensible a esta variable, la altura. Tenían localizado un tramo en una zona que rondaba los 2000 metros de altitud. Cogimos mi Seat León y tiramos detrás de ellos. Casi 30 kilómetros por carriles hasta llegar a un sitio absolutamente perdido de la humanidad y en la que había incluso zonas nevadas. Era ya de noche y dieron un par de pasadas antes de dar por concluida la jornada. Llegamos a casa pasada las 10 de la noche, muy cansados, con polvo hasta las orejas, pero muy contentos por el buen día que habíamos pasado.

En el siguiente enlace te lleva a una galería más completa con alrededor de 80 fotos.

Galería de fotos Test Toyota Yaris WRC en Almería.

Y aquí dejo un pequeño video que hice con mi teléfono móvil de alguna de las pasadas.